Las progresiones

¿Qué son las progresiones?

La progresión personal de cada lobato en manada se hace a través de la actitud y la superación de las diferentes pruebas que se marcan el cuaderno de caza, libro que tiene cada lobato donde tiene que ir superándose a sí mismo.

Las progresiones que se pueden concender a un lobato son:

Promesa

La promesa es el momento más importante del inicio de la vida scout en la manada; manifiesta el compromiso que hace de cumplir la Ley de la Manada, sintiéndose plenamente parte de la manada.

Un lobato cuando realiza su promesa ha de formular el ceremonial, el cual es: yo prometo hacer siempre lo mejor, para cumplir mis deberes, obedecer la ley de la manada y hacer cada día una buena acción.

En el ámbito de la manada se asemeja a cuando el lobo endurece las patas y es capaz de valerse por sí mismo.

Primera Estrella

La primera estrella: Una vez conseguida la promesa el lobato prosigue aumentando sus conocimientos y aumentando sus habilidades “fortaleciendo sus patas”.

Para ello tendrá que completar las pruebas del cuaderno de caza correspondientes a la primera estrella y conseguir mayor responsabilidad y confianza por parte de los viejos lobos además de demostrar más sabiduria.

En el ámbito de la manada se asemeja a cuando el lobo abre su primer ojo.

Segunda Estrella

La segunda estrella: como con la primera estrella, para poder optar a ésta, son necesarias las anteriores, es decir, para poder conseguir la segunda estrella el lobato necesita tener la promesa y la primera estrella.

Para ello tendrá que completar las pruebas del cuaderno de caza correspondientes a la segundaestrella y demostrar destacar como un líder en la manada..

En el ámbito de la manada se asemeja a cuando el lobo tiene abiertos los dos ojos.

Lobo rampante

El lobo rampante: es la mayor distinción que hay en la manada, la cual se otorga a los lobatos que son todo un ejemplo para el resto de la manada, demostrando día a día sus conocimientos y su buen comportamiento, además de tener la plena confianza de los Viejos Lobos. Como con las estrellas, son necesarias las anteriores progresiones, en este caso, la promesa, la primera estrella y la segunda estrella.

En el ámbito de la manada se asemeja a cuando el lobo ya puede salir sólo a cazar.